Visitar Yogyakarta en 3 días: ¿Qué ver, cúando ir, dónde comer y dormir?

[Indonesia] Yogyakarta¿Estás pensando en visitar la ciudad de Yogyakarta en la isla de Java? En este artículo te resumimos nuestra experiencia durante los 3 días que pasamos en ella. ¿Te apuntas?

A pesar de ser Jakarta la puerta de entrada y capital de la isla de Java, muchos viajeros tienden a pasar la mayoría de sus días en Yogyakarta. Quizá sea por su cercanía a los famosos templos de Borobudur y Prambanan, o por la magia que se esconde en el Kraton y su casco antiguo, pero no hay duda de que es una ciudad que no deja indiferente a nadie.

Yogyakarta es considerada la capital cultural de la isla y su situación de sultanado, que la hace una región políticamente autónoma dentro del país, no hace más que sumarle interés a la ciudad.

 ¿Cómo llegar a Yogyakarta?


Yogyakarta está muy bien situada en la zona central de la isla, rodeada de las ciudades más importantes, por lo que es fácil llegar hasta ella.

Avión

Es la opción más cómoda puesto que, a pesar de que las distancias son relativamente cortas, los tiempos por carretera son muy largos en Indonesia. Existen infinidad de vuelos que llegan a su aeropuerto, sobretodo desde otras ciudades de Indonesia.

El aeropuerto está bien situado a las afueras de la ciudad y se puede llegar muy fácilmente al centro en autobús, taxi o tus-tuk. No te dejes engañar por los primeros taxistas que encuentres, sigue recto por la pasarela hasta llegar a la estación de autobuses. Allí podrás coger el autobús, taxi o tuk-tuk a un buen precio. El trayecto hasta al centro es de una media hora.

Tren

El tren puede ser una buena opción si no te gusta volar o si encuentras algún horario que te permita dormir en él. La estación de tren de Yogyakarta se encuentra al final de la calle Malioboro, por lo que es una buena opción para llegar al centro de la ciudad.

Nosotros fuimos hacia Surabaya en tren para visitar los volcanes y los trenes eran bastante cómodos, aunque la temperatura parecía bajo cero, como siempre en Asia…

La estación de tren tiene los servicios mínimos para pasar allí unas horas (servicios, minimarkt, bar y enchufe en los asientos 😉 ).

Algunos de los destinos desde los cuales se puede llegar a Yogyakarta son Yakarta, Semarang o Surabaya.

Bus o Transporte privado

El transporte por carretera en Java e Indonesia en general es muy lento y se hace pesado, pero aún así, si quieres o debes viajar por carretera existe una oferta de autobuses entre las principales ciudades. Si quieres hacer alguna parada en el camino y el presupuesto no es tu límite, puedes organizar tu viaje a medida y viajar en transporte privado.

 

 ¿Qué ver en Yogyakarta?


La mayoría de viajeros llegan a Yogyakarta con la imagen de los templos de Prambanan y Borobudur en la cabeza y, ya sea por falta de tiempo o desconocimiento, se van con la imagen de Jalan Malioboro como representación de Yogyakarta. Para nosotros Yogyakarta es mucho más que eso y, aunque también nos faltó tiempo, teníamos inquietud de saber que se escondía en sus calles.

Kraton

En el centro de la ciudad de Yogyakarta se puede visitar el Kraton, la residencia del Sultán, donde se puede ver el complejo y alunos edificios adaptados como museo. El acceso a algunos edificios está prohibido ya que el sultán sigue viviendo en este recinto. Además, en la zona central del complejo se representan obras de sombras y música tradicional. Tras visitar el Kraton se puede visitar el Tamar Sari, puesto que se encuentran muy cerca.

El tiempo de la visita dependerá de las paradas que hagas en las diferentes habitaciones del museo y en las representaciones musicales, pero en una hora es posible visitar todo. La entrada al complejo cuesta unas 15.000 rupias (1.000 rupias son por la cámara).

Kraton de Yogyakarta

Kraton – Yogyakarta

Taman Sari

El Tamar Sari o palacio del agua, un conjunto de edificios con piscinas y fuentes en su interior. Su visita es rápida (no nos llevarán más de 1 hora) pero es interesante para conocer la historia de la ciudad. La entrada cuesta unos 12.000 rupias (menos de 1€).

Siguiendo el sentido natural de la visita entraremos por las taquillas del palacio y, tras visitar las diferentes zonas de piscinas, saldremos por la zona trasera para dirigirnos hacia la Mezquita de Masjid Tanah Bawah, nuestro siguiente punto, a la cual es posible entrar con el mismo ticket que Tamar Sari. No te asustes, de repente aparecerás en medio de un barrio antiguo de Yogyakarta sin ninguna indicación ¡Disfrútalo! La gente ya te irá indicando sin que preguntes al ver tu cara de desorientado…

Taman Sari (Castillo de Agua) Yogyakarta

Taman Sari – Yogyakarta

Mezquita de Masjid Tanah Bawah

La mezquita de Masjid Tanah Bawah está muy cerca del palacio del agua ya que forman parte del mismo recinto. Esta mezquita subterránea nos resultó bastante curiosa. Se accede a ella por unos túneles y al llegar a la zona central nos encontramos una serie de escaleras cruzadas. Si quieres hacerte una foto tendrás que armarte de paciencia porque es el punto de paso de toda la gente que visita la mezquita.

Kraton Yogyakarta 2

Túneles de acceso a la mezquita Masjid Tanah Bawah

Al salir de la mezquita, buscando la salida del recinto, pasearás por las calles del barrio de Kraton, uno de los barrios más antiguos de Yogyakarta donde conviven más de 30.000 personas.

Caminando por las callejuelas del Kraton te das cuenta que no es un escaparate turístico (esperamos que siga así por mucho tiempo), para la gente que vive y trabaja en esas calles parece que no ha pasado el tiempo. Algunas trabajan el Batik (una antigua técnica de teñido de telas), otros cuidan algunos animales y otros simplemente fuman de su pipa mientras ven a la gente pasar.

Esto es el barrio del Kraton, ¡cultura por cada esquina!

Kraton Yogyakarta

Malioboro

La calle Malioboro, Jalan Malioboro, es el centro de la ciudad para los turistas, aunque realmente limita con el centro y se dirige hacia las afueras. Aquí podrás encontrar infinidad de tiendas, lugares para comer, casas de cambio, exposiciones de arte… Es una zona interesante, sobretodo de noche cuando se despliega todo el espectáculo de vendedores. Sin embargo puede llegar a ser agobiante debido a la cantidad de personas, becaks y carros de caballos que aquí se reúnen.

Aquí se pueden encontrar muy buenos precios para todo tipo de recuerdos, además de la mayor oferta de compañías para contratar el tour a los volcanes. Nosotros sin embargo recomendamos Sakha holiday, en Prawirotaman.

Coches iluminados

No sabemos como llamar a este “evento” y es que realmente apareció ante nosotros sin esperarlo. En Alun Alun Kidul, una plaza ubicada cerca del Tamar Sari donde de día no hay nada más que un gran árbol en su centro, los ciudadanos de Yogyakarta celebran su particular evento al caer la noche.

Coches iluminados en Alun Kidul

Alun Alun Kidul, una experiencia diferente

La plaza se llena de coches de iluminados con los últimos diseños de Doraemon, Pikachu mientras suenan los grandes éxitos de Enrique Iglesias y otros tantos hits musicales. La noche consiste en alquilar uno de los muchos coches que se ofrecen y pedalear alrededor de la plaza con tus amigos. Lejos de ser un evento para turistas, vimos que toda la gente que los utilizaban eran indonesios.

Coches iluminados en Alun Kidul 2

No sabíamos con cual quedarnos. ¿Hello Kitty o Doraemon?

  ¿Cómo moverse dentro de Yogyakarta?


La ciudad, por lo menos la parte del centro que nosotros visitamos, es suficientemente pequeña como para llegar a cualquier sitio caminando. Sin embargo, con la gran oferta y bajo precio del transporte, puede ser conveniente coger un taxi-moto si se viaja solo o un becak (una especie de tuk-tuk donde los pasajeros van delante) si se viaja en pareja.

Puedes utilizar aplicaciones, como Uber o Go-Jek, o simplemente parar a cualquiera de los conductores que encontrarás por la ciudad. Si escojes un becak y sabes que el trayecto es largo (o cuesta arriba) recomendamos coger un Becak motorizado. Ellos nunca te dirán que no, pero nosotros realmente lo pasábamos mal cuando el hombre tenía que bajar a empujar el Becak-bici en medio de la carretera cuando llegaba la cuesta.

El tráfico es caótico (el porcentaje de motos es increíble) y puede llegar a ser peligroso caminar por según que calles. La entrada al Tamar Sari, por ejemplo, es difícil caminando según desde que dirección llegues.

Becak en Yogyakarta

¡Que simpáticos son los conductores de becak!

 ¿Dónde comer en Yogyakarta?


Si una cosa se puede hacer bien en Yogyakarta es comer. Al ser una ciudad relativamente poco turística, se puede encontrar muy buena comida a precios muy bajos. Existen infinidad de opciones para todo tipo de paladares, pero las dos zonas que más frecuentamos fueron:

  • Jalan Malioboro: Calle enfocada al turista con infinidad de puesto para comer. Encontrarás cualquier variedad de comida: restaurantes, puestos callejeros, fast food…
  • Jalan Prawirotaman: Calle más apartada de la zona centro y con un estilo más alternativo. Aquí se puede comer bien y con muy buen ambiente, aunque los precios son más elevados que en el resto de Yogyakarta.
  • Barrio de Kraton: En este barrio podemos encontrar puestos callejeros y Warungs en los que come la gente local. El precio es insuperable aunque las condiciones no siempre son las más adecuadas. Si no tienes prisa y puedes comparar varios sitios, ¡puedes encontrar una auténtica maravilla!

Los restaurantes que más nos gustaron fueron:

  • ViaVia: Medio restaurante medio hostel. Aquí encontrarás muy buena comida y muy buen ambiente. El precio está algo por encima de la media pero la comida y la higiene son excelentes. Está ubicado en Jalan Prawirotaman.
  • Yam Yam: Restaurante tailandés de muy buena calidad situado en Jalan Prawirotaman.

 

 ¿Dónde dormir en Yogyakarta?


Yogyakarta es una ciudad relativamente grande, pero las zonas de alojamientos para turistas se pueden resumir en tres:

  • Jalan Malioboro: Epicentro de la zona turística muy ambientado de día y de noche. Aquí se concentran la mayoría de tiendas, restaurantes, paradas de autobús, etc.
  • Alrededores del Kraton: Zona residencial más autóctona y tranquila, a diferencia de Malioboro son mayoritariamente casas y no hay prácticamente ambiente nocturno.
  • Alrededores de Jalan Prawirotaman: Zona bastante alejada de Malioboro para los turistas que buscan comodidades pero no excesos como en Malioboro. Hay muchos alojamientos, locales para comer y casas de cambio.

Nosotros nos alojamos en Ndalem Sarengat, un alojamiento  regentado por Billy un chico que hizo TODO lo que estaba en sus manos por hacernos pasar unos días inolvidables. ¡Gracias Billy! Sin dudarlo, un alojamiento 100% recomendable para conocer la vida de Yogyakarta y muy cerca de las otras dos zonas recomendadas.

Ndalem Sarengat con Billy

¡Gracias Billy!

 Nuestro mapa de recomendaciones


Durante nuestra visita de 3 días por Yogyakarta visitamos diferentes zonas del centro y de las afueras de la ciudad. En el siguiente mapa os dejamos los puntos destacados:

 ¿Qué ver cerca de Yogyakarta?


¿Estás en Yogyakarta y tienes días libres para conocer los alrededores? ¡Aquí te recogemos nuestras recomendaciones!

Templo de Prambanan

¿Quieres visitar Prambanan, el complejo hindú más impresionante de Indonesia? ¡Caminar entre esos gigantes de piedra es una experiencia inolvidable!

[Indonesia] Prambanan

Templo de Borobudur

¿Quieres visitar Borobudur, el templo budista más grande del mundo? ¡La imagen desde las alturas rodeado de estupas con el verde paisaje de fondo es inolvidable!

Volcanes de Java: Bromo e Ijen

¿Tienes más tiempo y quieres adentrarte más en la isla de Java? ¿Vas hacia Bali y no te importa perder unas horas en la carretera? No lo dudes y haz la ruta por lo volcanes de Java, visitando el Bromo y el Ijen. ¡En nuestro artículo te comentamos nuestra experiencia!

Volcán Bromo

Pinus Pengger

El Pinus Pengger es un bosque privado a las afueras de Yogyakarta donde pasear entre enormes árboles y hacerse fotos con las esculturas que allí se encuentran, entre ellas la más conocida es la “mano”, con sus increíbles vistas.

El Pius Pengger está situado a unos 45 minutos en transporte privado desde Malioboro, y la entrada cuesta 2.500 rupias.

Nosotros no fuimos puesto que íbamos con el tiempo justo y preferimos disfrutar más de la ciudad. El bosque está un poco lejos y solo se puede llegar con transporte privado. Al no haber estado allí no podemos recomendarlo pero la gente que ha ido dicen que merece la pena, sobretodo al atardecer.

 

 Nuestra opinión


Depsués de escuchar opiniones de lo más variopintas sobre Jakarta decidimos no parar en ésta e ir directamente a Yogyakarta, de la cual, sinceramente, tampoco nos esperábamos mucho. Si embargo, después de pasar 3 días en ella podemos decir que nos gustó mucho; el ambiente que se respira en sus calles, la cultura visible en cada esquina, la sencillez y amabilidad de las personas, la buena gastronomía y la cercanía de Borobudur y Prambanan, dos de las perlas de Indonesia que hacen de ésta, una ciudad especial. Para ayudarte a decidir si incluirla en tu ruta, te resumimos nuestra opinión sobre la ciudad de Yogyakarta:

 Yogyakarta es una ciudad barata, sobretodo si tu siguiente destino es Bali. ¡Aprovecha para comprar aquí todo lo que necesites!

 Yogyakarta y la isla de Java en general, tienen una excelente gastronomía que, sumado al bajo precio, ¡harán que quieras parar a comer en cada esquina!

 Si buscas una ciudad de impresionantes monumentos quizás no es tu lugar, aunque disfrutarás a la afueras con los templos de Borobudur y Prambanan, pero si lo que buscas es conocer la cultura y a la gente de la isla sin dudarlo es un destino excepcional. Aquí encontramos a la gente más predispuesta de todo el viaje, nos sorprendió que, a pesar de ser un destino cada vez más turístico, no se aprovechan del turista e intentan ayudarlo en todo lo que pueden (a excepción de la infinidad de compañías que hacen los tours de los volcanes).

 Esta fue nuestra primera parada en Indonesia y tuvimos muchos problemas para encontrar oficinas donde cambiar el dinero, quizás veníamos mal acostumbrados de otros países asiáticos… Hay pocas casas de cambio (la mayoría en Jalan Malioboro) y cierran muy pronto.

 


¿Y tú, has estado en Yogyakarta?

¡Comparte con nosotros tu rincón favorito!


 

12 comentarios

  1. Vaya, vaya,… qué pedazo de entrada, enhorabuena por el esfuerzo de documentación y de curro que os habéis dado. Sin duda una auténtica guía de Yogyakarta, que reconozco no conocía y hubiera pensado que es una forma diferente de Jakarta o Yakarta, qué curioso. Saludos viajeros, LoBo BoBo

    • ¡Muchas gracias LoBo BoBo! La verdad es que Yogyakarta pasa desapercibida pero a nosotros, a diferencia de otra gente, nos pareció una ciudad con mucho encanto! Si te soy sincero yo también pensé que era otra denominación de Yakarta poco antes de coger el vuelo… JJ

  2. Pingback: Templo de Borobudur: ¿Cómo llegar y qué ver? - Descubrir viajando

  3. Guau!! Menudo post más completo, con un montón de información práctica que viene genial cuando estás preparando un viaje. De momento no tengo pensado viajar a Yogyakarta…. pero nunca se sabe.

    • ¡Gracias Netikerty! Intentamos recoger toda la información de nuestros viajes de la forma más práctica posible. Los artículos nos salen bastante densos pero esperamos que les sean de utilidad a la gente que viaje a estos lugares. 🙂 ¡Nosotros recomendamos Yogyakarta al 100% si tienes pensado visitar la isla de Java!

  4. Es curioso por que la ciudad me ha gustado más a través de tu escrito que de mi propia experiencia. Cierto es que la visitamos de forma apresurada, pero el Kraton no me acabó de llegar. Tampoco estuvimos 3 días enteros, desde luego. Quizá haya que darle una segunda oportunidad.

    • ¡Hola Jordi!
      Nos pasa muy a menudo esto que comentas. Creemos que una experiencia no la marca únicamente el lugar sino también el momento, las personas… Quizás de no habernos alojado con aquel simpático indonesio ni hubiéramos pisado el Kraton, no nos pareció una ciudad, a priori, sorprendente para el viajero. Solo hay que darle un poco de tiempo…

      Feliz Navidad y muchas gracias por pasarte por nuestro blog 🙂

  5. Pingback: Visitar Yogyakarta en 3 días: ¿Qué ver, cúando ir, dónde comer y dormir? - i am travel blogger

  6. Chicos, menuda currada de post!!
    Mirad que ha ido gente últimamente a Indonesia, pero no había leído un post tan completo hasta este.
    Me gusta mucho que metáis las recomendaciones para dormir y comer, además de para ver.
    Un beso chicos!! 🙂

    • Descubrir Viajando

      ¡Muchas gracias!
      Intentamos compartir nuestras experiencias con muchas ganas, nos alegra saber que el resultado os gusta 🙂
      Un beso a vosotros también 🙂

  7. Mi esposo y yo viajaremos a Yogyakarta próximamente y nos gustaría saber dónde podremos contratar el transporte privado para visitar los dos templos el mismo día.
    Podéis ayudarnos?

    • Descubrir Viajando

      Hola Catalina, gracias por escribirnos 🙂

      El transporte lo puedes contratar, la mayoría de veces, en tu propio alojamiento al mismo precio que en la calle. Si prefieres comparar, las calles alrededor de Jalan Malioboro están llenas de agencias. Nosotros lo contratamos en Sakha Holiday, algo alejado del centro.
      Seguramente os lleven por la mañana a Borobudur y por la tarde a Prambanan.
      Cualquier duda nos preguntáis por aquí o directamente al correo.

      ¡Saludos y buen viaje! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.