Kawah Ijen: El volcán de azufre y Blue fire

¿Quieres conocer el Kawah Ijen? Este increíble volcán situado al este de la isla de Java, en Indonesia, es una auténtica maravilla. En este post te contamos nuestra experiencia. ¿Te animas a conocerlo? ¡Empezamos!

Datos de interés


Durante la visita al volcán Ijen, o Kawah Ijen, conocerás su cráter, que tiene un lago de color turquesa con un  kilómetro de diámetro. Dentro de la caldera y a lo largo del borde de la misma, hay muchos otros conos y cráteres. El cráter activo de Kawah Ijen tiene un diámetro de 722m. El Gunung Merapi es la cumbre más alta del complejo y su nombre, que viene del indonesio, significa “montaña de fuego”.

Para ascender al cráter, lo más normal es dormir en Sempol Village, a 30 minutos en coche del punto de salida, o en Banyuwangi, a 1 hora. Si quieres salir de madrugada puedes dormir en Paltuding, una especie de camping Guest House situado al inicio del camino. Nosotros nos alojamos en Banyuwangi y nos pareció una opción perfecta.

En el siguiente mapa os dejamos la ubicación de los lugares mencionados. Com verás, si te diriges hacia Bali, te puede convenir alojarte en Banyuwangi, ya que se encuentra muy cerca del puerto.

El camino al cráter del Ijen empieza en la Guest House Campgrounds Paltuding y no tiene pérdida. Son unos 3km (1 hora) hasta el mirador del cráter. A partir de allí es posible bajar hasta el cráter por un camino algo más complicado. No lo recomendaríamos a cualquiera, el duro desnivel del camino y la dificultad de respirar por el azufre dificulta la bajada (y mucho más la subida).

Aunque a partir del punto de salida el camino no tiene pérdida, puedes encontrar varios tracks en wikiloc (ninguno subido por nosotros):

El precio de la entrada al Ijen es de 100.000IDR (6€) en días laborables y 150.000IDR (9€) en fines de semana.

Nosotros le pagamos la entrada a la agencia pero, aunque vimos un puesto de control, no vimos que el conductor pagara ninguna entrada al llegar.

Vistas crater Ijen

¡El mirador del cráter nos dejó sin palabras!

Ruta al Kawah Ijen


Nosotros pudimos conocer el Kawah Ijen en el tercer día de ruta desde Yogyakarta hacia Bali, haciendo noche en el hotel Wisma Atlit GELORA. Un hotel formado por casitas, sencillo pero práctico. Situado a 1 hora del Ijen y a 20 minutos del puerto hacia Bali.

En nuestro tercer día de ruta nos tocó madrugar de nuevo y eso que decidimos no hacer la visita al Blue Fire.

Sobre las 3:00 salimos del hotel (para ver en Blue Fire había que salir unas 2 horas antes) y a las 4:30 ya estábamos al inicio del camino hacia el Ijen, preparados para comenzar.

No sabemos si solo fue nuestro caso, pero el conductor nos dejó a la entrada del camino y nos dijo que se esperaría allí hasta que quisiéramos. No hizo ni la intención de acompañarnos unos metros, así que suerte que habíamos cogido un frontal y que llevábamos el camino en un track.

El sendero es único y no puedes perderte, pero no saber cuanto queda ni donde estás en medio de la noche, puede llegar a desmoralizar.

Lleva frontal, hasta que no salga el sol no verás NADA.

Durante el ascenso te irás encontrando con mineros que se dedican a subir y bajar con carretillas llenas de azufre. Ese es su duro trabajo del día a día para ganar unos pocos céntimos. Te ofrecerán de todo: figuras de azufre, dejarte sus máscaras de gas, ser tu guía o incluso subirte en su carretilla hasta la cima.

Si te sacas fotos con ellos, piensa que te pedirán propina después. Vimos algún minero ponerse un poco “agresivo” con algún turista por no querer pagar.

Durante el camino nos encontramos solo a 5 o 6 personas más, suponemos que la gente va antes a ver el Blue Fire, o después para subir de día. Otro 10 para la agencia del tour, pudimos disfrutar de ese espectáculo prácticamente solos.

Llegando al final encontrarás un cabaña/cafetería donde poder descansar. Allí nos encontramos a os últimos mineros ofreciendo sus máscaras ¡suerte que las cogimos! No te diremos que no regatees el precio, pero como siempre, con respeto.

Aconsejamos llevar o alquilar una máscara de gas, ¡lo agradecerás!

Al acercarte a la cima irás notando que cada vez cuesta más respirar y el azufre se hace más presente. Había gente con máscara y gente sin, nosotros decidimos llevarla.

A las 5:30 ya habíamos llegado a la cima, aunque no podíamos ver claramente el paisaje; estaba amaneciendo y la niebla no ayudaba.

Poco a poco se fue despejando y la escena no podría ser más espectacular. Los viajeros que habían decidido ver el Blue Fire se estaban yendo así que tuvimos una tranquilidad absoluta.

Vistas Ijen

Mirador e inicio del descenso al cráter

Una vez en el mirador nos dividimos, el camino al cráter parecía complicado y cada vez era más difícil respirar.

La mitad de Descubrir Viajando bajó hasta el lago y la mina de azufre. El camino empieza por escalones pero acaba en mitad de rocas y caminos irregulares, no apto para todos los públicos. 

Si decides bajar, compartirás sendero con mineros cargados con kilos de azufre a sus espaldas, que menos que cederles el paso, ¿no?

Subida crater Ijen

Camino de descenso al cráter

No recomendaríamos bajar sin máscara, una vez allí abajo nos parecieron simplemente indispensables. Aún no entendemos como lo mineros descendían sin ellas. Será costumbre suponemos…

Si quieres bajar al cráter, lleva una máscara de gas

Allí abajo el ambiente era de otro planeta. Nubes de azufre te impedían verte los pies, mineros cargando kilos de azufre a sus espaldas y estar SOLO, completamente solo… ¡no tiene precio!

Bajada al azufre Ijen

¡Ese lugar parecía de otro planeta!

Una vez allí podrás caminar por la zona y descubrir su precioso lago, ¡de cerca impresiona aún más! 

Aunque el lago te incite al baño, ¡ten cuidado! Según nos dijeron es el lago más ácido del mundo.

Lago Ijen

¡Enorme lago en el cráter del Ijen!

Si la bajada fue difícil, ¿qué decir de la subida? Si no estás en forma tómatelo con calma, la subida se puede hacer muy larga.

Después de reencontrarnos en el mirador, volvimos a disfrutar de aquellas vistas del cráter y empezamos a deshacer camino sobre las 7:00.

Volvimos al alojamiento a buscar las maletas y a darnos una merecida ducha ¡el azufre se había impregnado en nuestra ropa!

 

¿Cómo cruzar de Java a Bali?


Nuestro siguiente destino después de conocer Java era Bali, ¡qué ganas teníamos! Nos recogieron en el hotel y nos dirigimos en autobús hacia el puerto de Ketapang, en Banyuwangi.

El ticket es muy barato, unos IDR 7.500 (0,50€), y el trayecto hasta el puerto de Gilimanuk dura unos 30-45 minutos. Salen unos dos ferries por hora y, almenos en temporada alta, salían las 24h del día.

 

¿Quieres saber más sobre nuestra siguiente parada? No olvides leer nuestro post sobre Lovina, la perla del Norte de Bali.[Indonesia] Lovina y alrededores

 

Ruta completa de los volcanes de Java


¿Quieres saber nuestra opinión sobre las diferentes formas de conocer los volcanes de Java? Entonces quizás te interesa leer nuestro post resumen sobre los volcanes de Java.

[Indonesia] Volcanes de Java

O si quieres conocer más al detalle nuestro segundo día de la ruta de los volcanes, puedes leer nuestro post sobre el amanecer en el Monte Bromo.

[Indonesia] Volcanes de Java día 2

 

 Nuestra opinión


¡La experiencia del Ijen fue inolvidable! Aunque dudábamos volver a sorprendernos después de conocer el Bromo el día anterior, ¡el Ijen no nos defraudó! Aunque ya conozcas otros volcanes, los mineros trabajando en el cráter al lado del enorme lago ¡crean una atmósfera espectacular!

 Toma precauciones. Vale, la máscara de gas no quedará muy bien en tu álbum de fotos, pero ¡cuidemos nuestra salud por favor! Si bajas al cráter ponte máscara.

 Seamos respetuosos. Los mineros que encontrarás en el cráter se están dejando la piel para poder vivir, no son una atracción turística. Nos les entorpezcas el camino ni poses con ellos si no te lo piden, por favor. 🙏🏻 

 


¿Estás pensando en visitar el Kawah Ijen?

¡Déjanos tus dudas en los comentarios! 🙂


 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.